Golpe de calor | Clínica Manises
1658
post-template-default,single,single-post,postid-1658,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,cookies-not-set,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,transparent_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Golpe de calor

Golpe de calor

El golpe de calor, o insolación, consiste en la elevación de la temperatura corporal debido a la exposición al sol o a la realización de alguna actividad física de cierta importancia.

Al mismo tiempo se produce un elevado grado de deshidratación, con lo que la situación se puede volver potencialmente peligrosa.

Golpe de calor en el trabajo

Esta situación suele producirse cuando estamos al aire libre, expuestos al sol, o en lugares cerrados con una gran aglomeración de gente, por lo que rara vez se va a producir en el trabajo si no se dan estos factores. Sin embargo, sí podemos sufrirla si venimos previamente de un lugar con una aglomeración de gente en un día caluroso.

Normalmente se va a producir en los meses de verano, cuando las temperaturas pueden alcanzar hasta los 40ºC, o en los comienzos de las olas de calor, cuando nuestro organismo no está todavía habituado a ellas. El calor y la exposición al solo pueden producirnos sensación de mareo y dolor de cabeza, aunque un golpe de calor es algo bastante más serio, que puede llegar a producir incluso la muerte si no se trata en las primeras 24 horas.

Golpe de calor

Grupos de riesgo

  • Niños, lactantes y ancianos
  • Enfermos crónicos
  • Personas con sobrepeso u obesidad
  • Trabajadores que realizan tareas intensas al aire libre
  • Deportistas de alto nivel
  • Personas en tratamiento con ciertos fármacos

Síntomas

  1. Temperatura corporal elevada, superior a 40°C
  2. Dolor de cabeza intenso
  3. Lipotimia, desmayo
  4. Piel enrojecida, muy caliente, seca o levemente húmeda
  5. Náuseas y vómitos
  6. Disminución del volumen de orina
  7. Respiración y frecuencia cardíaca aceleradas
  8. Alteración del estado mental, confusión, agitación, irritabilidad, delirio, alteración del habla, convulsiones e incluso coma

Cómo actuar

  1. Tumbar a la persona en el suelo en un sitio fresco y oscuro
  2. Elevar las piernas para contrarrestar la bajada de la tensión arterial
  3. Si está inconsciente, asegurarse de que respira y colocarlo sobre el costado izquierdo o iniciar maniobras de reanimación si se sabe cómo hacerlo
  4. Quitar el exceso de ropa
  5. Intentar bajar la temperatura dentro de lo posible: meterla en una bañera o ducha con agua fría, rociarla con una manguera de jardín, pasarle una esponja con agua fresca, abanicarla, colocarle compresas de hielo o toallas húmedas y frías sobre la cabeza, el cuello, las axilas y las ingles
  6. Procurar que ingiera agua o alguna bebida sin alcohol ni cafeína que esté fría, siempre y cuando la persona esté consciente y puede tragar con normalidad

Todas estas medidas habrá que tomarlas mientras acuden los servicios sanitarios, a los que habrá que llamar de inmediato en cuanto la persona en cuestión presente los síntomas más arriba mencionados.

Medidas preventivas

  1. Usar vestimenta holgada, ligera, con tejidos que transpiren y colores claros
  2. Protegerse contra las quemaduras solares mediante cremas solares con factor de protección elevado, así como gafas de sol y sombreros
  3. Beber mucho líquido, agua y zumos
  4. Evitar el alcohol, porque causa deshidratación
  5. Realizar comidas ligeras y frescas, como ensaladas, verduras y frutas
  6. Si se trabaja en un vehículo, no estacionarlo al sol y no permanece en él, ya que en 10 minutos puede subir hasta 7º C la temperatura interior; tener las ventanillas abiertas o utilizar el aire acondicionado
  7. Evitar las aglomeraciones de los transportes públicos dentro de la medida de lo posible
  8. En el trabajo, asegurar una correcta ventilación del espacio y lograr tener una temperatura de confort de 21 a 23 ºC; bajar persianas o cortinas para mantener el ambiente fresco
  9. Evitar las actividades extenuantes durante las horas de máximo calor, entre las 12 y las 17 horas; si no es posible, hidratarse con frecuencia y realizar descansos en lugares frescos cada dos horas
  10. Tomar más precauciones si se es una persona especialmente susceptible por tener enfermedades crónicas graves o bien tomar ciertos medicamentos

Dr. David Cañadas Bustos – Médico consultor de Advance Medical

Infórmate sobre estos y otros consejos saludables en DKV Salud.

En Clínica Manises ofrecemos un servicio de Asesoramiento Nutricional en el cual te ayudamos a cambiar tu relación con la comida y mantener una dieta sana y saludable. Llámanos al 961521926 para solicitar información, y concierta una cita.