Comer viendo la televisión
1805
post-template-default,single,single-post,postid-1805,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,cookies-not-set,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,transparent_content,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Comer viendo la televisión

CLÍNICA MANISES

LA TELEVISIÓN MIENTRAS COMEMOS

Según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), el 70% de los niños come frente al televisor, el móvil, la tablet o algún tipo de dispositivo electrónico que distrae su atención. La televisión es utilizada por los padres para conseguir que los niños coman, pero no parece una buena idea, ya que coloca a la alimentación en un segundo plano y podría ser una causa directa de sobrepeso.

Comer frente al televisor

SOBREPESO

Cuando el niño come viendo la televisión, no presta atención a lo que come. Como la televisión supone un mayor estímulo, se inhibe la sensación de saciedad y se come más de lo debido.

También se mastica peor, al comer de forma mecánica, lo que conlleva una mayor ingesta de alimentos y una mayor probabilidad de sufrir dolores de estómago.

De igual forma, los niños emplean un mayor tiempo para comer, así que los niños que de por sí ya son lentos todavía tardan más. También observan un mayor número de anuncios basados en golosinas y todos aquellos productos poco recomendables para ellos.

BENEFICIOS DE EVITAR EL TELEVISOR MIENTRAS COMEMOS

Comer en familia sin observar la televisión hace que los niños presten más atención a lo que comen, y favorece la comunicación entre padres e hijos.

Masticar y tragar de manera consciente tonifica los músculos implicados en el habla, y por lo tanto, favorece la expresión oral. Por otra parte, la conversación en familia aumenta la autoestima de los niños, que se sienten parte de un grupo, y aumenta su confianza.

PUBLICIDAD Y SOBREPESO

Según la revista médica The Lancet, la ingente cantidad de anuncios televisivos que incitan a los niños a consumir productos que son realmente insanos para ellos influye directamente en el sobrepeso infantil, afirmando que existe una relación directa entre el número de horas que los niños pasan ante el televisor y la ingesta calórica diaria.

Así, la OMS está exigiendo políticas y medidas orientadas a la restricción de este tipo de publicidad, disminuyendo los avisos orientados a la población infantil y evitando la publicidad que ofrece regalos a los niños que van incluidos en productos alimentarios para niños.

Para saber más, visita DKV Salud.

En Clínica Manises ofrecemos un servicio de Asesoramiento Nutricional en el cual te ayudamos a cambiar tu relación con la comida y mantener una dieta sana y saludable. Llámanos al 96 152 19 26 para solicitar información, y concierta una cita.